Con la pandemia, las necesidades de nuestros niños, niñas y jóvenes se han magnificado en cosas que damos por sentado y que a ellos les ha hecho falta: artículos para la prevención del COVID-19, herramientas para recibir servicios educativos virtuales y comida. Esta es la realidad del 90% de nuestros participantes que viven en pobreza.

Vivir en pobreza significa que nuestros jóvenes crecen en familias que no tienen ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas de educación de calidad, alimentación, servicios de salud, transportación, entre otros. Como resultado, se desarrollan con rezago académico, limitaciones de salud física y emocional, dificultad para acceder oportunidades de crecimiento personal y profesional, y desesperanza.

Hoy más que nunca necesitan tu apoyo para seguir soñando y logrando sus metas.

 

Apoyo virtual durante la pandemia

830,103
Interacciones Digitales

13,717
Interacciones con participantes

13,098
Interacciones con padres

883
Horas de servicio

Estadística del impacto virtual de nuestros servicios durante la pandemia del COVID-19

Más de 50 años

al servicio de la niñez y la juventud de Puerto Rico. Los más de 12,000 niños, niñas y jóvenes que atendemos anualmente después de horas de clase a través de nuestros 11 Clubes, desde Vieques a Mayagüez, y que se benefician con nuestros programas y servicios, necesitan tu ayuda. Solo así podrán continuar recibiendo los mismos de manera virtual y presencial. ¡Contamos contigo!