Jordan Esponda

Basta con observarlo una vez para identificar calidez y seguridad en el rostro de Jordan Esponda. Su expresión da la impresión de contar toda su historia: una gran sonrisa y una seguridad que solo irradia de aquellos que sienten orgullo por lo que presentan al mundo.

 

Su calidez y seguridad son dos de las grandes cualidades que lo ayudaron a convertirse en el Joven del Año 2018 del Boys & Girls Club de Isabela.

 

Nacido el 21 de junio del 2000, Jordan Esponda se autodescribe como sociable, familiar y, como joven al fin, una persona que “de vez en cuando” bromea. También es deportista, y uno muy versátil.  No solo practica baloncesto, si no que también voleibol y soccer.

 

Todas esas cualidades se unen y brillan en un joven que representa el fruto del esfuerzo de tantas personas que forman parte de la organización Boys & Girls Clubs y que luchan por crear un espacio donde jóvenes como él puedan realizar su potencial; por su bien personal, pero también por nuestro bien social.

 

Jordan es una lumbrera sirviendo de testimonio para toda una generación que se levanta y se enfrenta a un complicado panorama social, cultural y económico.

 

Pero Jordan no está ajeno a los retos a los cuales se debe enfrentar; entre estos: ser un joven puertorriqueño negro.

 

Como Joven del Año 2018 Jordan se enfocaría en el racismo “porque eso de que discriminen a la gente por ser negra o blanca o porque unos tengan más dinero que otros y no puedan llevarse a mi no me gusta”.

 

Dentro de 10 años, se visualiza graduándose de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez como ingeniero mecánico. Jordan asegura que no importa dónde termine trabajando, llevará consigo su “marca personal de igualdad”.

 

Si el futuro de Puerto Rico está en manos de jóvenes como Jordan Esponda, estaremos más que bien.